El ministro del Interior de Bolivia acusó de mentiroso a Fagioli: “Jamás se detuvo a ningún diputado argentino”

Arturo Murillo habló sobre la entrada del legislador del Frente de Todos a su país.

El ministro del Interior de Bolivia, Arturo Murillo, aseguró este sábado en conferencia de prensa que no se detuvo al diputado del Frente de Todos Federico Fagioli en el Aeropuerto Internacional de El Alto al arribar al país vecino para oficiar de veedor en las elecciones presidenciales.

“Anoche ha habido una corriente de desinformación indicando que se habría detenido a diputados argentinos. Eso jamás sucedió. Jamás la Policía Boliviana ni Inmigración detuvo a nadie”, afirmó el ministro.

Y sumó: “Sí se le dijo al señor Fagioli, diputado argentino, que no era bienvenido a Bolivia y que por favor regresara a su país. Él vino con otros diputados argentinos. Con los otros no hubo ningún problema”, agregó.

Además, Murillo explicó que Fagioli “mintió a Migraciones sobre sus anteriores ingresos a Bolivia”, lo que se constituye en un delito, ya que negó haber entrado en el país en ocasiones pasadas, cuando sí lo hizo dos veces, en octubre y en noviembre de 2019.

“Fagioli no es bienvenido en Bolivia”, aseveró Murillo y explicó que el diputado falseó información sobre lo acontecido en las protestas de Sentaka y Sacaba de 2019.

Su entrada que autorizada tras la petición del presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además, Murillo resaltó que Fagioli no pertenece a ninguna comisión oficial de observadores de las elecciones generales, sino que es un invitado de la presidenta del Senado (MAS), Eva Copa.

“Esperamos con los brazos abiertos absolutamente a todos los veedores que quieran venir. (…) Lo único que pedimos nosotros es que no hagan injerencia, que no vengan a meterse en problemas internos. Los bolivianos ya estamos lo suficientemente maduros como para resolver nuestros temas en las urnas”, sostuvo.

“Quiero dejar en claro que la seguridad de absolutamente todos los observadores y los que no son observadores, de los que ha invitado el MAS, está absolutamente garantizada en nuestro país, porque nuestro país es 100% democrático”, afirmó Murillo en rueda de prensa.

Además de Fagioli, la delegación argentina que viajó a Bolivia para participar como veedores en los comicios de este domingo está integrada por la diputada nacional Paula Penacca, el diputado Leonardo Grosso y el senador Guillermo Snopek.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, denunció lo sucedido al asegurar que la misión argentina fue “maltratada” y advirtió a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, que “es directa responsabilidad” de su Gobierno “preservar la integridad de la delegación”.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, quien realizó la invitación a los diputados argentinos, expresó este sábado su “solidaridad” a través de las redes sociales.

“Expreso mi solidaridad al diputado argentino Federico Fagioli, quien fue invitado por la Asamblea Legislativa para participar como veedor en las elecciones generales. Faltan pocos días para que Bolivia vuelva al camino de la democracia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Expreso mi solidaridad al diputado argentino @Fede_FagioliOK, quien fue invitado por la Asamblea Legislativa para participar como veedor en las elecciones generales.

Faltan pocos días para que #Bolivia vuelva al camino de la democracia. pic.twitter.com/fmWUprk8zj

— Eva Copa (@EvaCopa_Bol) October 17, 2020
En la madrugada y a través de redes sociales, Penacca mostró un video donde se la escucha discutir con funcionarios de Migraciones y escribió: “Ahora la policía boliviana arremete con armas y una orden donde acusan al diputado Federico Fagioli por haber cometido delitos de lesa humanidad. Sólo para evitar que cumplamos con nuestro rol de veedores”.

Fagioli, por su parte, relató lo ocurrido en diálogo con Radio 10 el sábado por la mañana: “Quisieron hacerme firmar un documento por considerarme responsable de delitos de lesa humanidad. Por supuesto que no firmamos esos papeles”, aseguró.

Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de @JeanineAnez preservar la integridad de la delegación argentina.#EleccionesBolivia2020 https://t.co/MiMjt497bj

— Alberto Fernández (@alferdez) October 17, 2020
“Luego de varias horas mandaron un grupo de fuerza policial y militar sin identificarse, todos encapuchados, nos sacaron por la fuerza y nos dijeron que íbamos a tener una reunión dentro del aeropuerto”, comenzó relatando el diputado.

Ante ese anuncio, requirieron la presencia de un representante de la Embajada. En un momento, relató Fagioli, intentaron separarlo del personal de la Embajada y meterlo dentro de una camioneta no identificada. “Intentaron prácticamente secuestrarme”, aseveró.

Este sábado, el diputado y el resto de la comitiva se encuentran en la Embajada argentina en La Paz, donde aseguró Fagioli: “Ya no estoy retenido, ni estoy acusado de absolutamente nada”.

Fuente Clarin

Exit mobile version