Las pandemias y las enfermedades no distinguen de credos, de razas, de nacionalidades, ni de clases. Al contrario, igualan a todos los mortales. El Covid-19 se ha encargado de representarlo al infectar
Cargando...