El otro Real Madrid que ganó la Liga

Deportes - España
Lectura
El fútbol es el espejo incomparable de la enorme injusticia que soportan tantos miles de profesionales que son fundamentales para la victoria y no salen en las fotos ni hacen anuncios de
publicidad. Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Es muy cierto que detrás de un gran triunfo de un equipo hay un ramillete de grandes especialistas que pocos conocen y que son quienes ponen a cada futbolista a punto. El regreso de Asensio es culpa de ellos. Y el estado de forma de la plantilla madridista es responsabilidad de ellos. El Real Madrid estaba mal en febrero y marzo, época en la que tiró el liderato con derrotas frente al Levante y el Betis. El cuerpo técnico de Zidane aprovechó el confinamiento de la pandemia para coger a la plantilla por el cuello telemático y lograr en dos meses un nivel físico que les llevó a conquistar la Liga y a creer ahora en la gesta de Mánchester, donde el conjunto blanco debe marcar dos goles para eliminar al City de Guardiola. Seis son los hombres de Zinedine. Cada uno es un maestro en lo suyo. Para el jefe deportivo del plantel es fundamental que todos se coordinen y se lleven bien en la consecución de un objetivo, por encima de cargos y potestades. Lo mejor del ambiente interno del grupo que convive diariamente con Zizou para organizar los entrenamientos es que no aplican si uno es superior al otro en el organigrama. La humildad que se respira en profesionales de tan alto «standing» futbolístico es una inyección de eficacia silenciosa para el equipo. Estos son los lugartenientes del entrenador. David Bettoni es el mentor de «ZZ». El subconsciente del entrenador. El amigo del alma. Bettoni conoció a Zizou cuando ambos jugaban en el juvenil del Cannes. Su relación continuó incólume durante cuatro décadas. Llegó al Real Madrid en 2013 como cazador de talentos y un año más tarde era nombrado ayudante de Zidane en el Castilla. Llevan seis años juntos, en los que ha ganado todos los títulos de su jefe. Es su mejor consejero, su hombre de confianza. Dupont fue fichado como preparador para conseguir una mejor puesta a punto del plantel y recuperar bien a los futbolistas tras los partidos cada tres días Nuevo en el organigrama, Gregory Dupont se ha acoplado muy bien al grupo. Es el responsable de la preparación física, para eso le fichó Zinedine, pero la planificación a largo plazo de las sesiones las realiza junto a Zizou, Bettoni y Javier Mallo. El belga es uno de los artífices del éxito en la Liga. Los futbolistas, como el algodón blanco, no engañan, y han reconocido que «Gregorio» les puso en forma con un proyecto de entrenamientos en el confinamiento que les sorprendió. Cuando volvieron a trabajar en el césped, sacaron punta a esa preparación. Su sistema para recuperar a los jugadores cada tres días ha sido un acierto, como lo fue con la selección francesa al ganar el Mundial hace dos años. El don de ganarse al jugador Javier Mallo es la mano ejecutora de Dupont. Es un profesor de la preparación física, un sabio de esta especialidad que además tiene el don de saber ganarse al jugador para que la dureza que impone en el trabajo específico se transforme en ilusión para el futbolista. «Vas a estar muy bien en tres semanas». Su mensaje cala, porque se hace real. Sus entrenamientos buscan la forma perfecta del futbolista y entra en detalles mínimos que logran una puesta a punto absoluta. Hamidou Hmsadie es la persona de confianza de Bettoni, el enlace callado entre las decisiones de los técnicos y el grupo de ayudantes españoles. Diplomado en kinesioterapia y especializado en fascioterapia, recopila los datos de los futbolistas y de la recuperación física. Aplica para ello una visión psicológica a su trabajo. Según observa al futbolista al saltar al campo, calibra cómo se siente. Luego actúa para que obtenga la energía que le falta. Trabaja en ello durante la semana. Para Bettoni es su mano derecha porque ve otras cosas en el grupo. Un innovador de la portería Roberto Vázquez es el encargado de la puesta a punto de los guardametas. Solari lo ascendió al primer equipo, procedente del Castilla, pero Zidane le conoció tgambién en su etapa en el filial .Es un innovador de los entrenamientos de los porteros, pero sin pasarse de moderno. Su modestia es tanta como la importancia que tiene para Zinedine, que cree en él. Su riqueza de entrenamientos es su etiqueta. El sexto hombre es José Parrales, un recuperador físico de relieve. Todos los lesionados deben pasar las pruebas de Parrales para decidir si se encuentra en condiciones de jugar o no. Los dosifica y les hace todos los tests necesarios antes de ponerlos de nuevo en circulación competitiva. Son los seis puntales del ideario de Zidane, todos ellos muy distintos. En esa diferencia se encuentra el secreto. Cada uno aporta virtudes novedosas cada día. Ahora tienen otro reto. Conseguir que el Real Madrid alcance en agosto la punta del nivel físico de la temporada, con la intención de vencer en Mánchester. Los seis hombres de Zizou pulen a los futbolistas para sacar todo de ellos en esa final.

Fuente La Razon:

https://www.abc.es/deportes/real-madrid/abci-otro-real-madrid-gano-liga-202008020137_noticia.html

Cargando...