La dura confesión de Ricardo Centurión: "Si no me levantaba rápido terminaba con mi vida"

Deportes
Lectura

Ricardo Centurión atravesó duros momentos personales en estos últimos meses y reconoció que pensó en "terminar" con su vida, sino se levantaba rápidamente del golpe que significó la muerte de

su novia Melody Pasini en plena cuarentena, al tiempo que no quiso dar indicios sobre su futuro, mientras tiene contrato con Vélez y se habla sobre su vuelta a Boca o Racing.

"Lo mío fue muy rápido, los golpes míos fueron muy rápidos (también había perdido a su abuela poco antes de la muerte de su pareja) y si no me levantaba a los dos días creo que yo terminaba con mi vida", aseguró Centurión.

"No fue así, no era el momento para mí", expresó el futbolista de Vélez y contó que tenía que continuar para ser un orgullo para su abuela y su novia, que sufrió un paro cardíaco mientras manejaba en Lanús. "Es algo inexplicable, estoy viviendo un sueño. Sé que la realidad es esta, me tengo que levantar y seguir. Cuando despedí a mi novia, al otro día ya está… Pero verla a mi vieja, a mi hermana... era poner un freno, mirarnos a la cara, estar unidos o se iba todo al carajo", agregó, en declaraciones en el programa Presión Alta, de TyC Sports.

Todo ese vaivén emocional provocó que no tuviera ganas de conectarse a los entrenamientos virtuales de su equipo, Vélez, porque lo que tenía ganas era darle un "abrazo" a sus compañeros y no sentarse "detrás de una cámara".

Sobre su futuro, Centurión, que tiene contrato hasta el 30 de junio con Vélez -cuya dirigencia quiere que siga-, no pudo ser certero ya que se debe una charla con Víctor Blanco, presidente de Racing, dueño de su pase.

Además de esas dos posibilidades, siempre en el aire está la chance de un retorno a Boca, donde fue "feliz", es hincha y por eso le tira "un poco más".
"Es difícil elegir. Necesito primero entrenar para pasar esto y después, sea a donde sea, estar feliz y contento", sostuvo.

Ricky resumió: "En Boca fui muy feliz, pero afuera de la cancha estaba lleno de problemas. Estaría muy bien en todos lados, pero siempre Boca me tira un poco más. De Racing no me llamó nadie todavía, de Vélez sí constantemente con el presidente (Sergio Rapisarda) estamos hablando y de Boca sí hay algo, pero mínimo", destacó.

Por último, habló sobre la relación que tiene con el vicepresidente del Xeneize, Juan Román Riquelme, y cerró: "Me he juntado una vez, me invitó a la casa, comí un asado, jugamos al baby… Me mira las historias de Whatsapp. Una vez subí una con él que tengo de chico y la miró", cerró.

NA / FH

Compartí esta Nota

Cargando...