Coronavirus en Paraguay: reabren más sectores, en una nueva fase de la cuarentena

Internacionales
Lectura

Paraguay realizó este sábado el mayor número de muestras para detectar casos de coronavirus, un total de 937 que dieron doce positivos, mientras el país

se prepara para una nueva etapa de la cuarentena, que abre la puerta a un mayor número de actividades profesionales.

El ministro de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay, Julio Mazzoleni, anunció el viernes el avance a la segunda fase de la llamada "cuarentena inteligente", luego de una evaluación técnica realizada a la etapa anterior, cuyo resultado fue positivo.

En rueda de prensa, el funcionario calificó de exitosa la primera fase, una situación que se puede observar, según dijo, en la nula ocupación de camas de terapia intensiva de pacientes con COVID-19 a nivel nacional.

"Hoy estamos en una situación auspiciosa, que nos permite avanzar de fase, pero como hemos señalado en varias ocasiones, un descuido como dejar de tomar las medidas de distanciamiento físico, el uso de mascarillas o el lavado de manos, pueden devolvernos no solo a la fase anterior, sino a la cuarentena total", advirtió.

"Por ello, mi interés es poder transmitir a la población que sigamos en alerta para poder realmente disfrutar de algunos cambios modestos pero que son progresivos", agregó.

El Ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, durante una conferencia de prensa este viernes. /EFE

El Ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, durante una conferencia de prensa este viernes. /EFE

La segunda fase se extiende del 25 de mayo hasta el 15 de junio, y se prevé nuevamente una evaluación en la tercera semana para determinar el paso a la fase 3 o el retroceso a las fases preliminares.

Este sábado, el ministro Mazzoleni informó que el número total de contagiados llegó a 850, con 11 muertos, mientras que hay 298 personas recuperadas del coronavirus.

Los dos casos que dieron positivo en las últimas muestras son pacientes que llegaron del exterior y están cumpliendo cuarentena obligatoria en albergues, informó el ministro de Salud, y destacó que una vez más no se registraron contagios comunitarios.

Trabajadores del Ministerio de Salud de Paraguay realizan pruebas para detectar posibles casos de coronavirus en la localidad de Limpio, días atrás. /AP

Trabajadores del Ministerio de Salud de Paraguay realizan pruebas para detectar posibles casos de coronavirus en la localidad de Limpio, días atrás. /AP

Con relación a la implementación de la segunda fase, Mazzoleni señaló que a todo lo previsto en la fase 1, se suma ahora la apertura de otros sectores como los locales comerciales, incluidos centros comerciales, que deben restringirse a los estrictos protocolos sanitarios. Sobre este punto, aclaró que se restringen espacios comunes como la venta de alimentos y lugares de esparcimientos.

El ministro agregó que también están habilitadas las obras civiles en todas sus etapas y las oficinas corporativas con un 50 por ciento del personal.

En cuanto a las actividades deportivas, señaló que podrán realizarse en el ámbito profesional, los entrenamientos físicos individuales pero ningún deporte colectivo; mientras que los clubes y parques privados estarán habilitados para actividad física individual sin las áreas comunes.

En el sector religioso, indicó que podrán realizarse bautismos y matrimonios, o equivalentes en las diferentes religiones, de hasta 10 personas, pero todavía no pueden llevarse a cabo misas ni cultos religiosos.

Más lejana parece la apertura de las fronteras con los países vecinos, en especial con Brasil, cuyas altas cifras de casos y muertes preocupan al gobierno paraguayo como la mayor amenaza de contagio.

Así, el gobierno informó que este viernes el presidente del país, Mario Abdo Benítez, mantuvo una conversación con su par brasileño, Jair Bolsonaro, con quien acordó que las fronteras serán reabiertas "cuando las condiciones están dadas".

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Un total de 3.821 paraguayos han regresaron al país desde que el 23 de marzo se cerraron las fronteras, muchos de ellos procedentes de Brasil, tras quedarse sin trabajo a causa del coronavirus.

El gobierno trabaja en la repatriación de más ciudadanos a partir de la próxima semana, que cumplirán la cuarentena obligatoria en los albergues habilitados para tal fin.

Fuente: EFE y Xinhua