EE.UU.: se extienden las violentas protestas por el crimen racista de la policía

Internacionales - Paraguay
Lectura

La tensión y la furia se palpaba este sábado frente a la Casa Blanca, con agentes del servicio secreto nerviosos y uniformados que formaban barricadas y con sus escudos empujaban a

la gente a retroceder. Por Paula Lugones

 

La multitud bramaba lo que se ha convertido en un grito de guerra estos días: “I can´t breathe” (no puedo respirar), las últimas palabras que se le escucharon a George Floyd, el afroamericano que murió mientras un policía blanco le aplastaba ferozmente el cuello con la rodilla en Minneapolis, Minnesota.

No solo en Washington hubo protestas. Las marchas de indignados por ese asesinato, el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos se extendieron rápidamente desde Minneapolis, donde el viernes se vieron incendios y saqueos, hasta todos los rincones del país: Los Angeles, Chicago, Filadelfia, Nueva York, Newark, Atlanta, Baltimore, Miami, Detroit y las principales ciudades vivieron este sábado manifestaciones donde se contaron al menos 2 muertos, decenas de agentes y manifestantes heridos, centenares de arrestados, autos incendiados, vidrieras rotas y un clima que parece que no se aplacará este fin de semana.

La ciudad de Los Angeles fue uno de los focos más fuertes. Allí se reportaron entre 400 y 500 detenidos durante disturbios ocurridos tras las manifestaciones y decenas de heridos. En Detroit, un joven de 19 años resultó muerto y en Oakland un agente federal murió aparentemente bajo las balas de un compañero. En Nueva York fueron cerca de 200 arrestados, con más de 40 patrulleros afectados por vandalismo y dos furgones, en Brooklyn, dañados con bombas molotov. En Chicago hubo más de 100 arrestos.

Violentos choques en Atlanta. (Reuters)

Violentos choques en Atlanta. (Reuters)

En este ambiente caldeado, el presidente Donald Trump ofreció al gobernador de Minnesota enviar a los militares para controlar los disturbios. “Tenemos nuestro ejército listo, dispuesto y capaz, si alguna vez quieren llamar a nuestro ejército”, dijo el mandatario al salir de la Casa Blanca para ir hacia Cabo Cañaveral, Florida, para asistir al segundo intento del lanzamiento del cohete de SpaceX. “Podemos tener tropas en el terreno muy rápidamente”, dijo. Pero el gobernador demócrata Tim Walz rechazó esta idea. Allí tiene por ahora desplegada la Guardia Nacional.

A las fuerzas en servicio activo normalmente se les prohíbe participar en la aplicación de la ley nacional, pero la Ley de Insurrección de 1807 permite que una legislatura o gobernador pueda solicitar asistencia en caso de disturbios civiles.

Luego, desde un atril de la NASA, Trump señaló que “la memoria de George Floyd está siendo deshonrada por vándalos, saqueadores y anarquistas. La violencia y el vandalismo está liderado por Antifa y otros grupos radicales de izquierda, que están aterrorizando a inocentes”.

Trump agregó que hay manifestantes a los que había que “enseñarles” que “no pueden hacer eso”, en referencia a las violentas protestas y los saqueadores. “Están perjudicando a las empresas (especialmente las pequeñas empresas afroamericanas), los hogares y la comunidad de buenos y trabajadores residentes de Minneapolis que desean paz, igualdad y mantener a sus familias”, agregó el jefe de la Casa Blanca. En un polémico tuit el viernes los había llamado “matones” y llamado a que los saqueadores fueran repelidos con balazos.

El ministro de Justicia de Estados Unidos, William Barr, denunció que “grupos radicales y agitadores del exterior están aprovechando la situación para perseguir su agenda violenta” y recalcó que había gente de otros estados. “Es un delito federal cruzar las fronteras entre los estados o utilizar la infraestructura interestatal para incitar o participar en disturbios violentos”, advirtió.

La furia se desató tras la muerte el lunes de George Floyd, de 48 años, que fue transmitida en vivo por Facebook por un peatón. En las imágenes, que se convirtieron en virales, puede verse a Floyd, tendido en el piso, diciendo que no puede respirar mientras el agente blanco Derek Chauvin lo inmovilizaba con la rodilla sobre su cuello por cerca de 9 minutos. Floyd deja lentamente de hablar y moverse, pero el policía seguía aplastándolo. Falleció poco después en el hospital.

El informe de la autopsia policial dijo que murió no por asfixia sino por la presión de la rodilla del policía, sumada a alguna condición de enfermedad previa y probable intoxicación. Los abogados del Floyd pidieron una autopsia independiente.

Los agentes lo habrían arrestado porque presuntamente coincidía con la descripción de un hombre que había pagado algo en un supermercado con un billete de 20 dólares falso. Chauvin, y otros tres agentes que estaban en el operativo, fueron echados de la Policía, que prometió que habrá una investigación. Recién después de las violentas protestas, Chauvin fue arrestado y acusado por homicidio.

Cada vez son más las celebridades que muestran estos días su indignación ante este crimen, entre ellas Beyonce, Madonna, LeBron James, Kylian Mbappé, Billie Eilish, Oprah Winfrey, Mia Farrow, Cardi B, Ariana Grande, Justin Bieber, Demi Lovato, Jamie Foxx, Viola Davis, Lupita Nyong'o, Ava DuVernay, entre otros.

 

Clarín

 

Cargando...