Coronavirus en Argentina: el consumo y la actividad desaceleraron su recuperación en agosto

Coronavirus
Lectura

Junto con el deterioro del salario y de los menores ingresos, en agosto, el consumo privado siguió cayendo. Un buen termómetro para medir la evolución de las ventas es el registro de las compras realizadas por los consumidores con tarjetas de crédito y débito. Por Natalia Muscatelli

 

Según un informe que realiza periódicamente el banco BBVA, el mes pasado finalizó con una caída generalizada en los consumos con plásticos de esa entidad. Sin embargo, crecieron las compras realizadas mediante plataformas online  y también los gastos en construcción y hogar que se vienen consolidando como los  ganadores de la pandemia. 

Medido en pesos constantes el acumulado mensual, entre este segmento de usuarios cayó entre un 15% y un 7% respecto al promedio del trimestre previo. Otros datos, como las ventas minoristas relevadas por la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) muestran una caída interanual del 27,7% hasta julio, según el último dato disponible.

En la medición entre los usuarios del banco Francés, la distribución del gasto asignado a cada rubro fue sufriendo modificaciones significativas en lo que va del año."Mientras que segmentos tales como alimentación, salud, moda, tecnología y otros servicios volvieron a proporciones similares a la pre-pandemia, otros como plataformas de pago online, construcción y hogar ganaron terreno a expensas de combustible, transporte y rubros de esparcimiento como alojamiento, bares y restaurantes, ocio y entretenimiento”, precisó la entidad crediticia.

En cuanto a las ventas de combustibles, en particular, el informe señaló que “dada la alta correlación que existe entre nuestro indicador de consumo de combustibles y los niveles mensuales de actividad, se vislumbra en agosto una leve mejora en la economía respecto de julio, aunque todavía la tendencia es débil”, apuntó.

Sucede que la demanda de combustible, como consecuencia de la menor actividad durante la cuarentena, acusó bajas importantes. Según los registros del Instituto General Mosconi, esa demanda acumula (a julio) una caída del 10,8% a nivel interanual.

“Los datos alternativos de actividad de julio que se comienzan a conocer ratifican el relativo estancamiento que capturó nuestro indicador en el mes en base a los gastos en combustibles realizados con tarjetas”, explicó el informe del BBVA. Y agregó: “el rebote comenzado en mayo se interrumpió parcialmente en julio, posiblemente producto del endurecimiento de las medidas de aislamiento que tuvo lugar en la primera quincena de julio (principalmente en el AMBA)".

El informe sigue: "La correlación de las series de gastos y de movilidad con nuestro indicador en tiempo real permite vislumbrar un amesetamiento de la actividad durante agosto, en líneas generales, con un leve sesgo al alza. Se observa cierta ralentización del consumo que permite suponer un rebote poco robusto en las próximas semanas”, estimaron los economistas Mario Iparraguirre y Juan Manuel Manías, responsables del informe Seguimiento del consumo en tiempo real.

Respecto de las extracciones de efectivo realizadas en cajeros automáticos (de la red BBVA), se comprueba un patrón de comportamiento común a lo largo de todo el país: las personas realizan menores retiros pero de mayor monto en comparación con los niveles pre-pandemia.

De acuerdo con estos datos, la cantidad de extracciones realizadas por las personas se está posicionando un 40% por debajo del nivel pre pandemia, a la vez que el monto promedio ascendió alrededor de 40% respecto de las cifras anteriores al inicio de la cuarentena.

Finalmente, desde la entidad señalaron que "se puede observar una sintonía entre el ritmo de la actividad, cantidad y monto de extracciones realizadas en toda la red de cajeros automáticos y nuestro indicador de consumo global".

 
Clarín

 

Cargando...