"El agro es cada vez más digital por impulso del cambio generacional"

Economia
Lectura

Fabián Quiroga es Ingeniero Agrónomo egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y realizó un posgrado de agronegocios en la misma universidad. Además, tiene un postgrado en negocios del London

Business School.

Actualmente, se desempeña como Director de Marketing CP para Latinoamérica Sur en Syngenta. A lo largo de sus 30 años de carrera, potenció su conocimiento de la industria en mercados europeos y de Latinoamérica. Durante 9 años lideró en Brasil diferentes unidades de negocios de la región y durante más de 5 años se desempeñó como gerente global de productos en Suiza.

Además es Presidente de la la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) en la que trabaja con el objetivo de continuar acercando el conocimiento del campo a la ciudad. Anteriormente de desempeñó como Vicepresidente de la Cámara durante dos años.

-¿Qué es Doctor Agro?

-Doctor Agro es un asistente virtual, comandado por voz e impulsado por inteligencia artificial, que debuta en el agro mundial, y en Argentina. Por ahora se abocará sobre tratamiento de semillas, pero pronto también podrá dar respuestas a todas las líneas de productos que usan los productores agropecuarios.Entre las ventajas sobresalientes es la disponibilidad de información en forma permanente, rápida y fácil, con una ganancia de tiempo cada vez más valorada.

-¿Qué sentido le da una empresa de productos químicos a este servicio de tecnología digital?

-La tecnología nos atraviesa a todos, y el productor agropecuario es el centro de nuestra estrategia, por lo cual todas las herramientas que faciliten el uso de datos para transformarlos en información sencilla y de fácil acceso, son nuestro foco. El diferencial de Syngenta, además, es que lo desarrolla junto a los usuarios y a nuestro canal de asesores. En el caso de Doctor Agro fue un proceso de un año y medio, apuntando a que sea útil, fácil de usar y brinde beneficios las 24 horas todos los días del año.

-¿Cómo ponderan la confianza que tienen los productores en estos servicios?

-Lo medimos con estadísticas. Hay un cambio generacional en quienes toman las decisiones en los campos. El 46% de los productores agropecuarios argentinos tienen menos de 45 años, de los cuales arriba del 60% tienen formación universitaria, por lo cual no estamos dirigiendo a un segmento que está muy acostumbrado a estas tecnologías. Y aunque en Argentina los asistentes virtuales de voz no tienen el grado de utilización que ya alcanzaron en otros lugares del mundo (el promedio global de las búsquedas ya es en un 50% por voz) es una tendencia que está llegando de la mano del cambio generacional. Lo digital ayuda a eficientizar la producción y facilita los controles para certificar lo que hacemos lo que a su vez es un camino para generar confianza.

-¿Doctor Agro viene de la mano de otras agrosoluciones digitales?

-Sí, por ejemplo, INTEGRA también se inscribe en la agricultura digital, con foco en manejo del riesgo. Busca ayudar al productor a mitigar las decisiones de inversión, en protección de cultivos, en caso de eventos climáticos negativos para su cultivo. Otras herramientas de agricultura digital para la toma de decisiones, monitoreo digital y gestión son Farmshots (solución de agricultura digital que utiliza imágenes para detectar desequilibrios e “inconsistencias” en el campo) y Strider (Cropwise Protector), una solución que busca agilizar y simplificar la toma de decisiones del productor, accediendo a datos de lo que sucede en el campo, para ayudar a controlar los problemas del cultivo y a decidir el mejor momento y lugar para realizar la aplicación. A su vez hay campañas integradas que buscan comunicar un mensaje coherente (y con objetivos medibles), a través del marketing mix, durante el customer journey y solucionar su “pain point”.

-¿Por qué Doctor Agro comenzó en el tratamiento de semillas?

-Primero porque tenemos un alto porcentaje de mercado. También somos líderes en herbicidas, insecticidas y fungicidas, donde también lo aplicaremos pronto, pero enSeedcare la representatividad de Syngenta supera el 50% y es un segmento muy tecnificado. De todos modos, es un primer paso. Y se conecta con otras líneas de trabajo que ya veníamos implementando y otras que hemos incorporada para integrarnos a la cadena de valor, por ejemplo con el manejo sustentable del agua o prácticas como Global Gap.

-¿Por que se eligió a Argentina para este lanzamiento global de Syngenta?

-Tenemos varios ejemplos de lanzamientos pioneros en Argentina y el primer motivo es por la importancia relativa del agro en nuestro pais. El segundo factor es por el perfil de productores, no sólo por el grado de adopción de tecnologías sino también por la renovación generacional que no se está viendo en el mundo en general: en Europa y Estados Unidos los productores que deciden tienen edad avanzada y en Brasil es más parecido a Argentina pero el recambio no es tan veloz. Esta situación sociocultural tiene que ver con Doctor Agro y con otras agrosoluciones en los que Syngenta, como he referido antes, y esta industria en general, está avanzando.

-¿Qué vinculación tienen estas herramientas con la sustentabilidad ambiental?

-Nuestro foco esencial son las demandas de la sociedad y en ese marco con este tipo de herramientas apuntamos a ser precisos con la dosis, a que el productor tenga referencias claras sobre cómo aplicarlo en determinados cultivos, entre otras recomendaciones a las que ahora se pueden acceder las 24 horas de todos los días del año. Esto lleva a las aplicaciones dirigidas, una modalidad que Argentina y Australia lideran a nivel global, y que en el corto plazo potenciaremos con modelos predictivos en relación al control de malezas, para ser más eficiente en el uso de productos y estar en línea con las inquietudes de la sociedad.

-¿Cómo transmiten el mensaje y el compromiso de las Buenas Prácticas Agropecuarias?

-Como proveedores de insumos agropecuarios, en un país donde este sector productivo tiene un rol tan determinante, tenemos que profundizar acciones sobe sustentabilidad para mejorar nuestra imagen. Ya venimos trabajando, por ejemplo con Campo Limpio en la disposición de envases y con Aapresid en el programa Municipio Verde, para la aplicación auditada de productos con receta agronómica y auditorías digitales. Pero necesitamos intensificarlo y mostrarlo más, no solo en los grandes centros urbanos sino también en los pueblos y ciudades del interior, porque nuestros productos deben usarse de manera correcta y hay que identificar a quienes lo hacen de modo incorrecto. Es una manera de avanzar en agricultura sustentable, a partir del diálogo constructivo y abierto con la sociedad, que es un nuestra principal misión para validar lo que hacemos y generar confianza.