Endurecer el cepo para hacer durar las reservas, la visión de los analistas

Economia
Lectura

Hasta hace una semana, estaban descartadas. Pero las restricciones llovieron en un intento por hacer "aguantar" reservas exhaustas. Los analistas ven con preocupación medidas que arrinconan a las empresas y probablemente

sólo dilaten el final anunciado del salto devaluatorio.

Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, opina: "Están endureciendo el cepo de varias maneras concentrados en achicar la sangría de reservas, sobre todo por el lado de los US$ 200 porque en realidad las restricciones cuantitativas sobre las tarjetas es en realidad para restarte cupo de los US$ 200. En realidad lo que hacen sobre las tarjetas y el dólar ahorro es subirle el costo, no el precio, porque es una percepción de Ganancias pero están encareciéndolo más".

"Además hay limitaciones sobre el contado con liquidación que afecta a los extranjeros y están obligando a las empresas a precacenlar o refinanciar los pagos en moneda extranjera también para evitar demanda de dólares por ese lado. Están endureciendo el cepo para hacer durar las reservas. La brecha va a ir para arriba, le están poniendo un piso más alto, porque están echando más gente del mercado oficial, toda esa gente a la larga termina en los paralelos y al contado con liqui encima le sacan volumen, con lo que se vuelve más volátil", explica.

Fernando Marull, de FMyA, considera que "las medidas sobre el dólar ahorro eran esperables y le ponen un piso al blue. Igualmente es entendible porque era insostenible la dinámica de reservas".

"Lo que es más preocupante -advierte- aunque esperable también es que se obliga a la empresas a refinanciar deudas en dólares con el exterior, es decir que no se les va a dar acceso al mercado oficial. Si del otro lado no te refinancian, te están obligando a defaultear con tu casa matriz, con tus proveedores".

Y agrega: "También es muy peligroso lo del contado con liquidación. Está bien que le saquen el parking a la venta pero prohibieron la salida y las transferencias a los no residentes, lo que va a generar inversores que tienen pesos y no pueden salir. Todo esto va a lograr que deje de vender hasta que después vuelva a vender".

Guido Lorenzo, director ejecutivo de LCG, señala: "Me parece que son medidas que retrasan algo que es inevitable y es que Argentina va a tener que operar con un tipo de cambio más alto. Medidas de contención de este tipo están empezando a atrasar y lo único que están haciendo es demorar lo inevitable".

"Argentina no puede convivir con un tipo de cambio en el que el exportador recibe menos de $ 50 y quien no paga Ganancias termine pagando un dólar de $ 150", asegura. "No es un tema de controles cambiarios pero esto es un delirio. Una economía muy desordenada, con una medida regresiva que va a desabastecer el dólar blue, que mañana va a empezar a operar más arriba."

"Algo había que hacer -sintetiza-y elegiste la peor opción. Había que devaluar, que es lo que vas a terminar haciendo. Estas son medidas que te muestran el grado de improvisación que está teniendo el Gobierno y ni hablar del costo en credibilidad porque hace una semana decían que no iban a hacer nada".