La pandemia de coronavirus potencia la transformación en los medios de comunicación

Economia
Lectura

La pandemia del coronavirus potencia la transformación en los medios de comunicación, acelerando la incorporación de plataformas tecnológicas y ampliando el alcance de las audiencias digitales. Así es como Clarín hoy

tiene más lectores fuera de la Argentina y el catalán La Vanguardia crece hacia toda España, incorporando audiencias que no tenían previo al coronavirus.

Cómo retener esos lectores tras la pandemia fue parte del debate en el seminario de la conferencia anual SIP Connect, que se hizo en Miami y por primera vez íntegramente en forma online.

"En este panel, para hablar del futuro de los medios tenemos a un físico, a un químico y a un periodista. ¿Qué puede salir mal?", ironizó el moderador David Torres, en relación a la formación profesional de los tres panelistas convocados por la Sociedad Interamericana de Prensa: el químico español Pepe Cerezo, director de la consultora Evoca; el ingeniero físico Javier Martínez, Chief Digital Officer de La Vanguardia, de España; y Ricardo Roa, editor general adjunto de Clarín.

Roa dijo que la pandemia “ha encontrado a los medios en medio de un proceso de transformación que ha acelerado. Hubo un desplazamiento de lectores del papel al digital y una mejora del periodismo digital. La audiencia se disparó, aunque ahora retrocede y no sabemos si volverá al nivel anterior a la pandemia”. Roa destacó “el esfuerzo y el compromiso de la redacción para enfrentar este tsunami y pasar de un día para el otro al trabajo a distancia”.“Aún es temprano para hacer una evaluación cierta de las ventajas y contras del trabajo remoto”, agregó. “La mayor incertidumbre es la situación que heredarán los medios por el hundimiento de la publicidad”.

En los últimos meses hubo un fuerte crecimiento de la audiencia internacional de Clarín, "que hoy es más grande que la audiencia en Argentina. Un 55% nos lee desde el exterior y un 45% acá", dijo Roa. "El principal desafío sigue siendo hacer un periodismo de calidad sin renunciar a la masividad".

Clarín alcanzó en junio más de 276.000 suscriptores, alrededor de 2 millones de usuarios registrados y 22,7 millones de lectores, según cifras de Comscore. “Otro desafío clave es convertir en suscriptores a esos lectores registrados que navegan por nuestro sitio”, sostuvo.

El responsable de políticas digitales de La Vanguardia, el diario líder en España de acuerdo con Comscore, dijo que su diario está"un paso más atrás que Clarín", ya que recién en septiembre próximo van a arrancar con las suscripciones digitales. "Cuando nos encontremos el año que viene, me gustaría decir que alcanzamos la cantidad de suscriptores que tiene Clarín, pero nuestros planes son más acotados", dijo Javier Martínez.

El directivo explicó que uno de los objetivos con las suscripciones digitales que van a implementar el mes que viene es la de"diversificarse y minimizar el riesgo, ya que ahora sólo 100 clientes representan el 80% de los ingresos". Especialmente en un sector publicitario que tuvo una caída del 7% en digital y del 40% en la edición papel de La Vanguardia. Pese a ello, este año el diario logró duplicar su cantidad de lectores registrados, pasando de 600.000 en febrero a 1,2 millón en la actualidad, con una fuerte presencia de la audiencia que está fuera de Cataluña. “Uno de nuestros objetivos es retener a la audiencia que se incoporó con la lectura de la información sobre coronavirus”, dijo Martínez.

El especialista español Pepe Cerezo, director de la consultora Evoca, destacó que el coronavirus "es un punto de inflexión en los medios de comunicación". Y sostuvo que la reconversión digital se da en el marco deuna paradoja, con incremento de audiencias y credibilidad, pero también caída en los ingresos. Eso llevó a que el diario El País lanzara la suscripción digital en mayo pasado y La Vanguardia lo tenga pautado para septiembre próximo, con un muro de pago (paywall) similar al que tienen The New York Times, Folha de Sao Paulo y Clarín.