Doble alerta para Alberto Fernández: perdió 19 puntos de apoyo macrista, pero también 7 de votantes K

Politica
Lectura

Mientras la Argentina se sigue debatiendo sobre la llegada del pico de contagios por el coronavirus -¿ya arrancó?-, quien sí parece haber tocado su clímax de imagen hace un par

de meses es Alberto Fernández. Según el grueso de los estudios de opinión pública, el Presidente hizo cumbre estadística entre fines de marzo y el transcurso de abril, y a partir de allí comenzó el descenso. Una nueva encuesta nacional, analiza el fenómeno y, con sus números, planta un doble alerta: la caída ya no sólo se explica por la fuga de votantes macristas que se habían acercado transitoriamente, sino también por el disgusto de algunos seguidores K.

El sondeo que muestra este combinación es de las consultoras D'Alessio IROL - Berensztein, que difundieron esta semana su último monitoreo de humor social. Se trata de un parámetro que actualizan mensualmente y sirve -entre otras cosas- para ver la evolución de la gestión presidencial y las imágenes de los principales políticos del país. La encuesta de junio se hizo en base a 1.165 casos online de todo el país.

Dice el informe en sus conclusiones de arranque:

- "Transcurridos los 100 días desde el inicio de la cuarentena obligatoria nacional, el malestar económico sigue agravándose entre los argentinos, lo cual repercute directamente en su visión del panorama para el 2021".​

- "Los mismos votantes del Frente de Todosreconocen la gravedad del asunto en materia económica, expresando una tendencia a la baja en el nivel de optimismo manifestado para el próximo año. Por su parte, los de Juntos por el Cambio agudizan cada vez más sus críticas".​

- "La alarma ante el impacto económico causado por el coronavirus y el consecuente aislamiento vuelve a ocupar el primer lugar entre los principales problemas para los argentinos, desplazando a la inflación a la tercera posición, luego de la incertidumbre económica. El temor al contagio se ubica en el quinto puesto, superado por la inseguridad".

Imagen de la gestión de Alberto Fernández



Fuente: D'Alessio IROL - Berensztein CLARÍN

- "Por primera vez desde el inicio del confinamiento, la gestión nacional revela una caída de 11 puntos en su aprobación, retomando valores previos al comienzo de la pandemia y dando cuenta del mayor peso que toma el empeoramiento del plano económico".​

- "La imagen de los funcionarios y principales referentes del Gobierno estarían en línea con esta disminución, registrando alguna caída respecto a marzo de este año. Suben, levemente, la de los funcionarios y políticos que corresponden a Juntos por el Cambio".

Imagen de la gestión de Alberto Fernández



Fuente: D'Alessio IROL - Berensztein CLARÍN

El impacto económico es el que parece explicarlo casi todo y por eso también arrastra en el malhumor social a votantes del Frente de Todos. Un par de datos de esta misma encuesta para entender mejor la gravedad del parate:

- El 77% de los consultados respondió que su situación económica es peor que el año pasado. En marzo, sumaban 53%.

- El 55% cree que su economía estará peor dentro de un año y así se terminan de consolidar las expectativas pesimistas, y se abre la brecha con los optimistas (41%).

Imagen de la gestión de Alberto Fernández



Fuente: D'Alessio IROL - Berensztein CLARÍN

Respecto a la imagen de la gestión de Fernández, la caída se dio así:

- A nivel general, en mayo había un 60% de aprobación (35% de valoración "muy buena" y 25% de "buena") contra 35% de rechazo (20% de "mala" y 15% de "muy mala"). En junio, hubo empate en 49%, 11 puntos menos: por un lado, 24% de "muy buena" y 25% de "buena"; por el otro, 22% de "mala" y 27% de "muy mala". En todos los casos completa el porcentaje de "no responde".

- Entre los votantes del Frente de Todos, el Presidente había llegado al tope en marzo y abril, con un impresionante 96% de aprobación para su gestión: en junio bajó a 89%, 7 puntos menos; aunque sigue siendo altísima la valoración (47 de"muy buena" y 42 de "buena").

- Entre los votantes de Juntos por Cambio, Fernández había llegado a un 24% de aprobación en mayo y cayó a sólo 5% en junio: 19 puntos menos. En paralelo, claro está, aumentó el rechazo y hoy toca entre estos encuestados opositores un 93%.

En este último caso, la baja abrupta no sólo se explica por la economía. El perfil más alto de Cristina Kirchner y decisiones que generaron protestas como el intento de expropiación de Vicentin, también alimentaron el enojo. La grieta, otra vez a full.