La Justicia volvió a rechazar una denuncia contra Mauricio Macri por presunto tráfico de influencias

Politica
Lectura

La Justicia volvió a desestimar el tratamiento de una denuncia contra el expresidente Mauricio Macri que impulsó antes de las elecciones generales del 2019 el empresario Fabián De Sousa,

al considerar que no contó con los "argumentos válidos" para su tratamiento.

En esta oportunidad, fueron los magistrados de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal los que rechazaron el planteo que elevó De Sousa a través de sus abogados, Carlos Beraldi y Ary Rubén.

Los jueces Mariano Hernán Borinsky (presidente de la Sala), Gustavo Hornos y Javier Carbajo ratificaron la decisión de la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones, que ya había desestimado la presentación contra Macri. 

El tribunal encabezado por Borinsky entendió que el recurso que impulsaron los representantes legales de De Sousa "no introdujo argumentos válidos que permitieran descalificar las resoluciones previas que desestimaron la denuncia".

De Sousa presentó su denuncia en septiembre de 2019, cuando Macri se preparaba para el tramo final de la campaña electoral con la que intentó buscar su reelección y cuando él aún cumplía prisión preventiva en el marco de una causa en la que se investigaban maniobras de evasión tributaria perpetradas con la empresa Oil Combustibles.

El empresario acusó al entonces presidente por los delitos de tráfico de influencias, extorsión, asociación ilícita y coacción, aunque su presentación fue rechazada en varias instancias judiciales.

La denuncia primero se presentó en las oficinas de la jueza María Servini de Cubría, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1, quien entendió que  "correspondía elevarla a la Cámara del fuero para que se designe otro tribunal para intervenir".

Así, la denuncia radicó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 5, a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti, quien le dio intervención al fiscal de turno. "Este último postuló la desestimación de la denuncia por considerar que no había un hecho concreto que pudiera constituir delito", rememoraron los integrantes de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal en su reciente pronunciamiento. La Jueza Capuchetti también desestimó la denuncia

Sin embargo, esa definición se apeló y volvió a ser rechazada por la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. "Las circunstancias relatadas por el denunciante no alcanzaban a acreditar, siquiera de modo hipotético, que los hechos le hayan ocasionado un perjuicio real y directo, por lo que no podía constituirse en parte querellante", consideró ese tribunal.

Y así fue que De Sousa, en su rol de querellante, interpuso un recurso de casación cuya denegación fue confirmada por la Sala IV, al entender que el planteo "no introdujo argumentos válidos que permitieran descalificar las resoluciones previas que desestimaron la denuncia".