El arribo de buques iraníes a Venezuela fortalece la expansión del régimen de Teherán en América Latina

Narcotrafico & Terrorismo
Lectura

En los próximos días, cinco petroleros iraníes están listos para evadir las sanciones de Estados Unidos al presentarse en los puertos de Venezuela con alrededor de $ 45.5 millones en gasolina.

En medio de los llamados al gobierno de Estados Unidos para detener esto, el ministro de defensa de Nicolás Maduro dijo el miércoles que los barcos venezolanos escoltarán a los petroleros iraníes.

«Este intercambio criminal es solo una parte de un creciente nexo autoritario global que continuará expandiéndose hasta que el gobierno de los Estados Unidos decida defender al pueblo venezolano bloqueando a los aliados autocráticos de Maduro», dice un reciente artículo publicado por The Washington Examiner.

«La escasez de gas y los tanques entrantes son un presagio de que ahora es el momento de actuar», dice el texto firmado por Daniel DiMartino y Clay Fuller.

En el análisis se trae a colación el hecho de que Maduro está desesperado por proteger a la élite narcosocialista venezolana que sufre sin combustible para usar y vender, por lo que el régimen está utilizando lo que queda de las reservas de oro de Venezuela para obtener gasolina de Irán.

Cada vez son mayores los riesgos que toman estos regímenes para mantenerse: «El ayatolá en Irán necesita dinero para financiar grupos terroristas como Hezbolá, y Maduro necesita gasolina para mantener el funcionamiento de las redes de narcotráfico y la lealtad de sus élites. Un oro para el comercio de gasolina satisface las necesidades de ambos para mantener vivos sus regímenes autoritarios».

Si Estados Unidos permite que esto suceda, se solidificaría una influencia iraní ya en expansión en Venezuela.

Ante todo esta situación, Estados Unidos se encuentra en medio de una gran operación antinarcóticos en el Mar Caribe que duplicó la presencia militar estadounidense allí. «Estados Unidos debería interceptar a los petroleros iraníes entrantes y prohibir que el régimen de Maduro obtenga la gasolina que necesita para mantener el poder. Esto es consistente con las sanciones de los Estados Unidos y el propósito de la operación militar para contrarrestar el tráfico de drogas».

El ministro de la defensa de Maduro, Vladimir Padrino López, afirmó que la armada venezolana protegerá a los petroleros iraníes una vez que lleguen a la zona económica exclusiva de Venezuela, «pero el ejército de los EE.UU. puede interceptarlos fácilmente antes de llegar allí, y el presidente Trump tiene la autoridad legal para hacerlo, ya que los petroleros están violando las sanciones estadounidenses», sugiere el texto.

Los preocupados por el poder militar de Maduro deberían recordar el reciente incidente en el que un barco naval venezolano se hundió después de embestir un crucero que intentaron intimidar. Teherán no intentará una defensa importante de los petroleros tan lejos del Golfo Pérsico. Puede intentar bloquear represalias en el Medio Oriente, pero podría decirse que ahora es el momento más oportuno para asumir ese riesgo dados los precios históricamente bajos del petróleo.

«Estados Unidos debe poner en cuarentena al régimen de Maduro hasta que se resuelva por sí mismo o dé paso a un líder legítimamente elegido», cierran los analistas.

Cargando...