La Corte Bonaerense licenció al fiscal acusado de manejar una banda de policías corruptos

Policiales
Lectura

En la Justicia, como en cualquier ámbito, hay "licencias" y "licencias". El pasado lunes 27 de julio, luego de que su fiscalía fuera allanada y sus dos secretarios detenidos, el fiscal

Claudio Scapolan pidió licencia extraordinaria sin goce de sueldo por 90 días. Y el viernes 31, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires se la concedió, en esos términos.

Sin embargo la resolución del máximo tribunal bonaerense- a la que tuvo acceso Clarín- fue bastante más allá del trámite administrativo. Los jueces citaron duros conceptos del procurador Julio Marcelo Conte Grand, quien a su vez tomó como antecedente una resolución dictada contra Scapolan en 2007 por la Cámara de Apelaciones de San Isidro, y subrayó que el mismo fiscal es protagonista de un jury cuyo trámite solo detuvo la pandemia y la feria judicial extraordinaria.

En su resolución, de seis páginas, los miembros de la Corte comenzaron haciendo referencia el racconto de Conte Grand sobre lo sucedido en los últimos dias. Este detalló que le envió un oficio a la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado para informarse sobre la causa iniciada en su juzgado y que habia derivado en la detención de los dos secretarios de Scapolan y el allanamiento a su fiscalía.

La respuesta de la jueza fue contundente: el 28 de julio le informó al procurador que había ordenado la indagatoria de Scapolan para el 30 de julio (finalmente fue postergada a pedido de la defensa) y le anticipó que su investigación tenía relación con el jury abierto contra el mismo fiscal, aún en trámite. En ese jury se lo acusa de "encubridor de diversas causas encaminadas a brindar impunidad a estamentos del poder local y asimismo encubrir graves hechos vinculados con el narcotráfico".

El juicio político contra Scapolan, iniciado por una denuncia de Elisa Carrió​, tuvo su último impulso el 6 de agosto de 2019 cuando, por mayoría, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios se declaró competente para tratar el caso y le corrió traslado al procurador para que opinara.

Según Conte Grand explicó ahora a la Corte, ante esto él pidió información extra que nunca recibió, por eso no dictaminó en el caso de Scapolan. Sin embargo ante esta nueva acusación decidió pedir formalmente su apartamiento, vía licencia.

"En virtud de lo expuesto, ante la incertidumbre en la reanudación de los plazos suspendidos por la pandemia del covid-19 que habría impedido el avance de las causas, (el procurador) solicitó el licenciamiento del doctor Scapolan al considerar que habría incurrido en conductas de extrema gravedad que menoscaban el normal y adecuado funcionamiento del servicio de Administración de Justicia, tornando inadmisible su permanencia en las funciones", dice la resolución de la Corte bonaerense.

Los jueces vuelven a citar a Conte Grand en el párrafo siguiente: el procurador "consideró importante tener presente que (Scapolan) desempeña sus funciones en una fiscalía destinada a combatir el ilegal tránsito y comercialización de sustancias estupefacientes al tiempo que se encuentra gravemente involucrado en causas relacionadas a infracciones a la Ley 23.737 (drogas) resaltando la afectación que dicha circunstancia produce a la confianza de la ciudadanía".

Este fragmento incluye un error, ya que tal como contó Clarín, Scapolan no ocupa el cargo de la poderosa UFI de Delitos Complejos desde 2016. Actualmente estaba a cargo del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales.

La parte más llamativa de la resolución es en la que se recuerda otra vieja resolución firmada por la Cámara de Apelaciones de San Martín el 30 de agosto de 2007. Ya entonces, hace 13 años, se acusaba al fiscal Claudio Scapolan de "formar parte de un perverso esquema de ejercicio de la acción penal" .

AS