Quiso salir del país caminando con 186 mil dólares sin declarar en una mochila

Policiales
Lectura

Caminaba por la Puna jujeña tranquilo, sin más que una mochila a sus espaldas. Pero en realidad estaba cruzando de Argentina a Bolivia de manera ilegal. Cuando la Gendarmería

lo identificó, le encontraron 186 mil dólares.

Se trata de un nuevo caso de contrabando de dinero sin declarar detectado por agentes de Gendarmería. Esta vez, el detenido fue un ciudadano de nacionalidad boliviana que intentaba pasar hacia su país con varios fajos de dólares adentro de una mochila.

Como esa zona del altiplano de la Cordillera de los Andes suele ser elegida por "mulas" contratadas por contrabandistas y narcotraficantes para cruzar su mercadería de un lado al otro, la Gendarmería realiza patrullajes con frecuencia.

En una de las recorridas que realizaban agentes del Escuadrón 21 “La Quiaca” con la colaboración del Centro de Reconocimiento y Operaciones contra el Narcotráfico y Unidad de Reconocimiento “Santiago del Estero” fue que detectaron al caminante solitario con su mochila. El hombre estaba por un sector conocido como “Ojo de Agua”, al oeste de la ciudad de La Quiaca.

Cuando lo identificaron y le revisaron las pertenencias, los gendarmes notaron que llevaba una gran cantidad de billetes de distintas denominaciones y monedas extranjeras sin ningún tipo de documentación que lo avalara.

Gendarmería incautó 186 mil dólares que un ciudadano boliviano intentaba sacar del país por un cruce ilegal.

Gendarmería incautó 186 mil dólares que un ciudadano boliviano intentaba sacar del país por un cruce ilegal.

En ese mismo lugar, los agentes hicieron el conteo del dinero, que totalizó una suma de 186 mil dólares estadounidenses más un billete 10.000 won coreanos. Lo curioso es que apenas tenía una pequeña cantidad de pesos argentinos y bolivianos encima.

La Fiscalía Federal de Jujuy dispuso la detención del involucrado y el decomiso del dinero.

Como viene señalando Clarín, la cuarentena por el coronavirus expuso varias problemáticas en cada rincón del país. Una de ellas, el movimiento de "plata negra". Habitual para los lugareños, aunque extraordinario para el resto del país, especialmente cuando ante el poco movimiento en las rutas argentinas se empezó a dar una sucesión de operativos y secuestros de dinero, pesos y dólares, ocultos en sobres, cajas, mochilas, distintos sectores de los vehículos.

Solamente en julio, a casi un mes del primer caso de esta saga, la suma retenida se acercaba a los 50 millones de pesos y la secuencia indica un caso cada dos días. 

Las causas que se fueron abriendo refieren a delitos relacionados al régimen penal cambiario y al lavado de activos, también al contrabando menor (allí se considera el monto de dinero y corre una multa por "infracción aduanera de contrabando menor").

Las hipótesis siguen abiertas: van desde plata de origen narco con destino Buenos Aires (para "inversiones" o compra de divisas), hasta feriantes que ante la imposibilidad de viajar envían el dinero para que vuelva en forma de mercadería (ropas y calzados). La correlación de hechos preocupa a los organismos nacionales encargados de investigar esos delitos.

EMJ