El femicida Farré le mandó solicitud de amistad en Facebook a la hermana de su víctima

Sociedad
Lectura

Dos teléfonos móviles, uno de ellos sin declarar y ambos con descargas de varias redes sociales, la mayoría no permitidas. Fue el resultado de la requisa realizada en el pabellón que el

femicida Fernando Farré (56) ocupa en el sector B de la cárcel de Bahía Blanca. Allí se alojan los internos a los que consideran pacientes de riesgo de contraer coronavirus​.

La inspección al sitio donde cumple su condena a prisión perpetua no fue de rutina. Estuvo ordenada por el Tribunal Criminal N° 2 de San Isidro, que en 2017 lo condenó por el femicidio​ de su esposa Claudia Schaefer, cometido en 2015 en un country de Pilar. Una hermana de la víctima y su hija habían denunciado que las hostigaba.

El acoso, tildado de “insólito e insistente” en la presentación judicial, les llegaba a través de perfiles de Facebook con nombres de personas vinculadas a la causa. Sandra Schaefer declaró que el propio Farré le envió una solicitud de amistad y se la rechazó. Y supo que había intentado contactar a su hija por la misma red social, en la que trató de conseguir su teléfono. 

Con estos dichos, la fiscal Carolina Carballido Calatayud y el abogado Jorge Sandro, que representa a la familia damnificada, realizaron una presentación conjunta ante el tribunal de San Isidro en nombre de las mujeres.

Los celulares que le secuestraron a Farré.

Los celulares que le secuestraron a Farré.

“No entienden cómo una persona privada de la libertad y condenada a prisión perpetua tiene en su poder medios de comunicación que le permiten intimidar a familiares directos de la víctima, testigos del juicio y allegados”, argumentaron.

Carballido calificó la maniobra “de corte tenebroso” y pidió la incautación del teléfono móvil del condenado. El 15 de abril, al entrar en vigencia el nuevo protocolo, que a raíz de la emergencia por la pandemia permite que los internos tengan acceso al uso de esa vía de comunicación, Farré declaró que poseía un aparato Samsung SM-G36IF con un chip de la empresa Movistar.

Cuando el jueves pasado el personal de la Unidad Penal 4 lo secuestró, se llevó otro dispositivo, de la misma marca y compañía, aunque sin autorización para ser utilizado por Farré. “Esta instancia no cuenta con registro de datos del propietario de ninguno de los dos abonados”, informó la Jefatura de Vigilancia y Tratamiento de la cárcel bahiense.

Farré usaba dos celulares y tenía redes sociales, algo prohibido.

Farré usaba dos celulares y tenía redes sociales, algo prohibido.

“Es importante destacar que ambos teléfonos celulares presentan descargas y actividad de otras aplicaciones de redes sociales distintas a WhatsApp, como por ejemplo, Facebook, Instagram y Twitter”, agregó el reporte enviado al juez Esteban Andrejin. El protocolo solo permite que los internos utilicen la primera aplicación y únicamente en los pabellones, no en sus celdas. 

En respuesta a la requisa de los teléfonos, el abogado de Farré dijo ser él quien administra las redes sociales de su cliente. Jorge Césaro calificó de “arbitraria” la medida dispuesta por el juez Andrejin y pidió su recusación.

Fernando Farré y Claudia Schaefer.

Fernando Farré y Claudia Schaefer.

Desde el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informaron que a Farré se le abrió un expediente disciplinario por el teléfono sin declarar y el uso de las redes sociales no autorizadas.

De los 22.000 celulares habilitados en toda la provincia, hasta el momento solo seis registran denuncias por su utilización fuera del protocolo, dijo la fuente.

Sandra, hermana de Claudia Schaefer (asesinada por Fernando Farré).

Sandra, hermana de Claudia Schaefer (asesinada por Fernando Farré).

El femicidio de Schaefer (44) fue cometido el 21 de agosto de 2015, cuando, junto a su abogado, había ido a retirar su pertenencias de la casa de fin de semana que el matrimonio alquilaba en el country Martindale.

Al acceder al vestidor, Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que había sacado de la cocina. Según la autopsia, le ocasionó 66 heridas con el arma blanca y 8 con golpes. La causa de la muerte fue un degüello.

EMJ