Incendio trágico en Cipolletti: murió una nena de 11 años, y su papá y sus dos hermanos están graves

Sociedad
Lectura

Una nena de 11 años murió trágicamente calcinada al incendiarse la precaria vivienda donde vivía con su familia en el barrio Obrero de la localidad rionegrina de Cipolletti, mientras que su

padre y dos hermanitos pudieron ser rescatados pero se encuentran en estado crítico, según informaron fuentes de salud.

El incendio se originó pasado el mediodía por motivos que aún son investigados y las primeras hipótesis indican que una baja de tensión en la red eléctrica pudo haber provocado un cortocircuito en una estufa eléctrica.

Los rescatados fueron trasladados con diferentes grados de lesiones al hospital local Pedro Moguillansky. La Directora de ese centro de salud, Claudia Muñoz, señaló que el estado de salud de los menores, "es de mucha gravedad ya que tienen quemaduras en el 60% del cuerpo".

Ambos fueron trasladadas a un establecimiento privado en Neuquén capital, donde se encuentran alojados en una terapia intensiva pediátrica con asistencia respiratoria mecánica, "tiene muy comprometidas las vías aéreas", aseguró la médica en declaraciones radiales.

Por su parte, el padre de los tres niños se encuentra internado en el hospital, "con menos porcentaje de quemaduras en su cuerpo", aunque la médica resaltó que la gravedad de sus lesiones "comprometen sus vías respiratorias".

En cuanto a la muerte de la niña de once años que falleció en el siniestro, indicó que "el deceso se produjo antes de la llegada del personal de salud y bomberos, por lo que no pudieron hacer nada para salvarle la vida".

Por su parte el Jefe de Bomberos de la ciudad de Cipolletti, Pablo Ferreira,sostuvo que "el inconveniente se dio probablemente en una garrafa o una estufa, así como en los materiales del techo que generaron mucha temperatura y al tomar contacto con el oxigeno, se produjo la combustión súbita", señaló.

"El accionar de las dotaciones fue rápida pero la velocidad del incendio no permitió hacer nada", sostuvo.

Fuente: Télam.