Proponen que en las etiquetas de alimentos y bebidas figuren los ingredientes nocivos para la salud

Sociedad
Lectura

Un proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Nación propone que los alimentos contengan una con etiqueta información clara y visible sobre los ingredientes nocivos para la salud que

contengan.

La iniciativa propone que, además de los listados en letra diminuta y con cantidades difíciles de dimensionar, bebidas y alimentos para consumo humano incluyan un etiquetado frontal con la leyenda "Exceso de", para que los consumidores tengan conciencia de lo que están ingiriendo.

“Hace tiempo empecé a estudiar sobre alimentación y a prestarle atención al etiquetado de los alimentos. Debemos saber qué ingerimos y mucho más si es nocivo para nosotros”, explicó el diputado Héctor Stefani, de Juntos por el Cambio, autor del proyecto.

“Es fundamental cómo se comunica esto. No es lo mismo que figure “contiene 20 gramos de azúcar” en el dorso en un tamaño mínimo escondido en el envase, que decir “contiene exceso de azúcar” resaltado en el frente del producto y que vos sepas que cada porción que comés contiene una cantidad excesiva de azúcar y no es bueno para tu salud”, agregó el legislador de Tierra del Fuego.

Mirá también
Adolescentes con obesidad: cómo ayudar

El objetivo del sistema de etiquetado frontal de alimentos es advertir a la población sobre los productos que contienen exceso de determinado ingrediente o componente.

Tiene como fin promover la alimentación saludable en base a la información y a la concientización de la comida sana. Esta leyenda se aplicará cuando el azúcar, el sodio o las grasas saturadas superen los límites de los valores nutricionales en los alimentos.

El proyecto fue presentado en la Cámara de Diputados por el fueguino Héctor Stefani, de Juntos por el Cambio.

El proyecto fue presentado en la Cámara de Diputados por el fueguino Héctor Stefani, de Juntos por el Cambio.

“Hace un año y medio que no consumo azúcares, ninguna harina refinada y tampoco tomo alcohol”, afirmó Stefani, y sostuvo que es fundamental que la sociedad se eduque sobre la alimentación: “Estudio mucho sobre la salud y el bienestar humano. Después de algunas pruebas que me puso la vida decidí cambiar hábitos y mejorar mi alimentación. La comida sana ayuda a prevenir enfermedades como diabetes, hipertensión y obesidad”.

De acuerdo a la Organización de Naciones Unidas de Alimentación y la Agricultura (FAO), en las estimaciones de 2018, en Argentina hay un 28,3% de obesos, y tienen sobrepeso -un peso superior al que corresponde a su edad y talla- el 76% de los hombres y el 59% de las mujeres. Además, es el país que tiene el problema más grave de obesidad infantil en América Latina, con más del 7% de la población.

“Es fundamental reeducarnos en materia de alimentación. Evitar que los alimentos nocivos sean los más accesibles y los que uno puede encontrar con mayor frecuencia en los comercios”, reconoce Stefani y agrega: “La ubicación de los productos en las góndolas, la falta de oferta de alimentos saludables en los comercios de cercanía y, la comunicación y marketing sobre estos productos hacen que uno se siente estimulado a consumirlos. Es un punto muy importante en el que debemos trabajar porque la alimentación es fundamental en el desarrollo y el crecimiento de cada uno. Una alimentación saludable es menos gente en los hospitales y mejor calidad de vida”,