La curva de casos sospechosos crece más rápido que los confirmados

Salud
Lectura
la de los sospechosos sin resolución. Con el cuello de botella que se generó en los laboratorios de la provincia de Buenos Aires, la definición en el laboratorio de las muestras tomadas en los hisopados viene mostrando cada vez más demoras. Así, es cada vez más difícil tener un fiel reflejo de la velocidad con la que se mueve el coronavirus en el Conurbano. Este viernes 31 de julio se informó que otras 102 personas murieron y se sumaron 5.929 contagios en las últimas 24 horas

Esta semana, dos hospitales tuvieron problemas para realizar los estudios: el Hospital Federico Abete, de Malvinas Argentinas, y el Evita, de Lanús, se vieron obligados a derivar a otros establecimientos para que se procesen las muestras. Eso generó que se profundizará aún más el problema de saturación que venían mostrando los laboratorios.

Por ejemplo, en la Región Sanitaria V (la Provincia se divide en 12 regiones), hasta este jueves había 15.637 casos clasificados como sospechosos. Son trece municipios de la zona norte que tienen 23.685 casos confirmados. Si se mantiene la tendencia de prácticamente un 50% de los testeos con resultado positivo, los actuales casos sospechosos incrementarían casi un 30% la cifra de infectados.

La tendencia es creciente y los casos se siguen acumulando. El miércoles, por ejemplo, en esa región que va desde Vicente López hasta Zárate se sumaron 802 confirmados nuevos y se descartaron 831 (49% de positividad). Pero también se sumaron 851 sospechosos más que quedaron sin resultados.

Desde que empezó julio, la curva de contagios de coronavirus creció el 225% y la de sospechosos, 239%.

Puertas adentro, Pilar es la que más casos sospechosos acumula, con 4.191, seguido por Malvinas Argentinas (2.279) y San Martín (2.017). Este último, es el único municipio que bajó el acumulado de un día al otro. El caso de Pilar es el más preocupante, porque sus casos sospechosos son casi tres veces más que los confirmados (1.519 hasta el jueves). Significa que podría tener más del doble de los casos conocidos hasta ahora.

Esta situación se replica en diferentes puntos de la provincia. Por el caso de faltante de reactivos en el Hospital Evita, Lanús también sufrió en la última semana un aumento de los casos sospechosos que se le fueron acumulando. El miércoles tenía 1.563 y el jueves subió a 1.600. Producto de la complicación, la muestras tuvieron que ser llevadas a La Plata, lo que genera mayores dificultades para ese laboratorio. En el Evita, además, también se venían procesando muestras de Lomas de Zamora (también utiliza el Llavallol).

Cargando...