Quilmes: Tras una toma, Mayra Mendoza regaló viviendas adjudicadas a los okupas ilegales

El municipio y el grupo de personas que protestaban desde la semana pasada, en el palacio municipal, llegaron a un acuerdo y cesaron los reclamos. Son familias que ocupaban un predio ubicado en el barrio Memoria, Verdad y Justicia, donde hay una construcción de viviendas paralizada.

Finalmente, ambas partes arribaron a un entendimiento: la intendenta Mayra Mendoza accedió al pedido de los manifestantes, que incluyó corte de calles y quema de gomas, y concedió la construcción de viviendas sociales más la reactivación de las obras paradas, en el barrio Memoria, Verdad y Justicia, según informó la dirección General de Vivienda de la subsecretaría de Hábitat, dependiente de la secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública de la municipalidad de Quilmes.

De esta manera, el ente comunal se comprometió a continuar la construcción de viviendas paralizadas dentro del plazo de treinta días, a partir de la fecha de la suscripción del acta de compromiso entre el municipio y quienes tomaban el predio. Entre los adjudicatorios se incluirán a las familias censadas en un relevamiento realizado la semana pasada, siempre y cuando se adecúen a los parámetros establecidos en la normativa vigente para la adquisición de viviendas sociales. Por otra parte, las familias se comprometieron a cesar los reclamos y abandonar de manera pacífica el predio del barrio Memoria, Verdad y Justicia.

Cabe destacar que las obras fueron comenzadas en la gestión del ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez, predecesor de Martiniano Molina. Además, estas viviendas ya estaban adjudicadas y una de las antiguas beneficiadas, Soledad Godoy. “En el 2015 me habían asignado y ahora no sé qué va a pasar con mi terreno después de los nuevos adjudicatarios que mencionaron”, aclaró.

“Ya me cansé de ir a reclamar al municipio, de todos modos estoy a la expectativa por si me llaman; ahora no puedo salir mucho porque tengo mis dos nenes con riesgos por la pandemia”, agregó. En esta línea, continuó: “Me da bronca porque el año pasado estuvimos luchando y ahora que ellos tomaron le dieron la posibilidad de tener sus casas; en la gestión anterior nos daban vueltas y no obtuvimos nada”.

Aunque parezca increíble, a pesar de la inmensa cantidad de argentinos que ven muy lejana la posibilidad de adquirir una vivienda propia, en Quilmes, Mayra Mendoza premió a los usurpadores. Incluso, reemplazando a sus legítimos adjudicatarios.

Fuente Realplitik

Exit mobile version